Buenos propósitos para profesionales con hijos

buenos propósitos para profesionales con hijos

Buenos propósitos para 2018. No dejo de leer listados (es la época) pero caramba, ninguno se adapta a mi realidad. Trabajo desde casa y tengo dos niñas de menos de 4 años. ¿Tan rarita soy?

infografía de buenos propósitos para profesionales conPues debo serlo porque no he encontrado ni uno solo que se adapte a mis características vitales. Los profesionales que tenemos hijos parece que no debemos tener lista de buenos propósitos. Pues como no me gusta criticar sin poner soluciones, os comparto la mía.


Buenos propósitos para profesionales con hijos

Si eres un profesional de esos cuya agenda queda determinada por lo que necesitan tus hijos estas son mis ideas.

Cuidar tu forma física

Tener una buena forma física es fundamental para rendir a tope, no solo en el trabajo sino para estar con los enanos. No hace falta entrenar para correr 40 km ni para preparar unas Olimpiadas. Solo queremos estar sanos. Por eso este año me apunté a uno de esos gimnasios en los que pagas una cuota anual. Mi momento preferido antes de ser madre era a las 7 a.m., antes de empezar a trabajar. Me llenaba de energía. Ahora voy después de comer. A desconectar. Vuelvo como nueva.

Comer sano

Es más sencillo de lo que parece. Yo intento seguir una dieta mediterránea. Mucha verdura, mucho pescado y poca carne. Al final lo que hago es programar la comida de la semana: verduras, pescado, legumbres, carne. Un día cada cosa. Tener la comida programada ahorra tiempo y dinero, porque solo compras lo que vas a necesitar y no tienes que pensar en qué vas a cocinar cada día.

Ser inflexiblemente flexible con las horas de trabajo

Seamos honestos. Trabajar de un tirón equis horas al día cuando no tienes a alguien que te sustituya en esas horas es imposible. Así que en mi caso me he fijado un tope de 6 horas diarias que voy interrumpiendo según las necesidades de mis hijas. Planifico el día según la importancia y hago listas con cosas que me llevarán poco tiempo y cosas que me llevarán más. Como ya las tengo más o menos caladas con sus ritmos, voy saltando de una tarea a la siguiente.

Practicar el inglés

Sí, ya sé que está de moda lo de aprender un idioma nuevo pero… ¿si aún no te desenvuelves con soltura en inglés te vas a meter a aprender alemán? Nada, nada. Este año mi objetivo será sacarle lustre a mi oxidado inglés.

Jugar con los pequeños

¿Sabes la pasta que cuestan esos cursos de Visual Thinking o de Thinking Out the Box y demás gromenauer? ¿Para qué gastar dinero si puedes aprender lo mismo y además divertirte con solo sentarte a jugar con tus hijos? Pinta, lee, imagina, inventa historias, construye naves espaciales con las cajas de cartón… Diversión y aprendizaje asegurado. Ah, y haz fotos. Para adjuntar al CV y demostrar que eres experto en Team Building, Negociación, Creatividad, etc.

Ir a los saraos profesionales

Llámalo networking, afterwork, presentación de un libro, inauguración de un negocio… Cualquier situación es buena para conocer a posibles clientes, nuevos profesionales, nuevos servicios, practicar tu minuto de presentación…

Rodéate de iguales o mejores que tú

Busca gente que esté en tu misma situación, que haya pasado por lo mismo que estás pasando o gente que te inspire. Te servirán de apoyo, terapia y guía. Al resto intenta sacarlos de tu vida poco a poco.

Un libro al mes

Como mínimo. Yo echo de menos aquella época en la que devoraba libros de 500 páginas en dos días. Sé que no volveré a ese ritmo ni de coña pero me he fijado el objetivo de un libro cada mes. Por un lado ayudas a mantener la mente fresca y activa. Por otro ayudas a inculcar el hábito de la lectura mediante el ejemplo.


Cómo cumplir los buenos propósitos

Una cosa es hacer una lista, otra es cumplir con la lista. Mis trucos.

  • Para cuidar la forma física me fijo una asistencia mínima a la semana y me ayudo cogiendo menos el coche o aparcándolo lejos de donde voy. Intento no usar el ascensor y tengo un stepper en casa por si acaso;
  • Programo en la agenda lo que voy a comer y compro en función de lo que vamos a necesitar;
  • Uso Toggle para llevar un control del tiempo que dedico a cada tarea. Así no me despisto;
  • Fijo una hora a partir de la cual desconecto para poder jugar con mis hijas;
  • Intento estar al día de todo lo que se cuece profesionalmente en mi ciudad y bloqueo mi agenda para poder asistir;


Resumiendo

Si estas en la misma situación que yo espero haberte inspirado. El año pasado también escribí otro listado de buenos propósitos que a lo mejor también ayuda un poquito. Si leyendo se te han ocurrido más cosas, puedes dejar tus ideas en los comentarios y así nos inspiramos los unos a los otros. ¿Te animas?

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This