La calidad de tus contactos en Linkedin clave para ti

Mejorar la calidad de los contactos en linkedin

La calidad de los contactos en Linkedin es uno de los motivos para que esta red te funcione. Aún así, las quejas de los usuarios aumentan. ¿Sabes que la responsabilidad de lo que ves en tu timeline es tuya y de nadie más?

mejorar la calidad de tus contactos en Linkedin mejora la calidad de tu timelineDe un tiempo a esta parte Linkedin se parece cada vez más a un Facebook caído en desgracia. Esta red, que al principio atrajo a los profesionales por su capacidad para hacer networking, llegar a contactos con los que poder cerrar oportunidades de negocio y posicionar tu maca personal, va camino de convertirse en algo que no tiene ni sentido ni funcionalidad. Triste pero cierto.

Estamos cansados de que nos manden información que no nos interesa, que nos metan en conversaciones con gente que no conocemos, que a la hora de dar las gracias por aceptar una invitación lo siguiente que nos llegue sea una propuesta comercial o un burdo intento de ligue…

Abrimos nuestro Linkedin de camino al trabajo y se nos inunda de frases motivadoras, del CV no CV de Amancio Ortega, de las frases de Steve Jobs… De pronto dudamos ¿habremos abierto el Facebook en lugar del Linkedin?… No, no… Es Linkedin.

Se nos ha ido de las manos por nuestra propia inacción.

¿Qué vemos en nuestro timeline?

Vemos las actualizaciones de nuestros contactos. Son ellos, no Linkedin, quienes cuelgan ese contenido vacío e inútil. Que sí, que en Facebook mola mucho pero esto es Linkedin y venimos a trabajar. No significa que tengamos que comportamos como si nos hubieran metido un palo por donde la espalda pierde su honroso nombre. Pero tampoco es aconsejable ponerse en plan unicornio rosa.

Antes, al igual que en Twitter, se aceptaban las invitaciones de todo el mundo. Nunca sabías quién podía abrirte la puerta indicada, así que ante la duda, no aplicábamos filtro. Entonces era una práctica que funcionaba muy bien. Todos éramos conscientes de cómo funcionaba la red y cómo debía usarse. Hasta que empezó a llenarse de aficionados con su contenido insustancial y de oportunistas con sus prácticas nada profesionales.

A pesar de todo, Linkedin no es el problema. Vemos esas actualizaciones y sufrimos esas prácticas porque hemos aceptado esos contactos previamente, así que la culpa de que nuestro timeline pierda calidad y de que suframos esas malas prácticas comerciales es nuestra y de nadie más. La calidad de nuestro timeline será directamente proporcional a la calidad de los contactos en Linkedin.

La calidad de nuestro timeline será directamente proporcional a la calidad de los contactos en Linkedin.

 

La buena noticia es que tiene remedio.

¿Qué podemos hacer para mejorar la calidad de los contactos en Linkedin?

Ante las invitaciones, tomar el toro por los cuernos y hacer filtro. Ir a su perfil y:

  • Comprobar que el perfil corresponde con el de una persona y no una empresa;
  • Leernos su extracto;
  • Comprobar sus publicaciones;
  • Comprobar sus actualizaciones;
  • Echar una vistazo a las recomendaciones;
  • Comprobar que todo es coherente;
  • Aceptar si nos ha convencido y dar las gracias por esa invitación;

Este paso previo nos asegurará que el timeline no se nos llene de contenido facilón e insustancial. Recuerda que si quieres contenidos de calidad en tu timeline, necesitas contactos de calidad en Linkedin. Sin embargo, una vez que hemos aceptado la invitación, la pelota está en su campo…

Puede que no ocurra nada. Quizás agradezca el mensaje de bienvenida que le hayamos mandado. Pero puede ocurrir que… :

  • Nos mande información comercial que no hemos solicitado. Vamos a ver. Ya sé a qué te dedicas, he visitado tu perfil. Si quieres promocionarte usa el e-mail marketing, haz alguna que otra actualización en Linkedin con esa info comercial (alguna, no tropecientas), pero no me mandes el correo tipo con la info tipo y además tengas el morro de decir que mi perfil encaja con vuestro target cuando clama al cielo que ni siquiera te lo has leído.

Ante esta situación, yo elimino, bloqueo contacto y lo reporto por incumplir las normas de uso (spam);

  • Nos meta en una conversación con decenas de personas que no conocemos para explicarnos su oferta comercial, lanzamiento de nuevo producto, presentación de lo que sea…

De nuevo, ese no es el canal. O te lees mi perfil y valoras si lo que vas a contarme puede interesarme a mí y me lo envías personalizado y sin copia a decenas de personas, o usas tu lista de suscriptores para montar una campaña de e-mail marketing, o lo anuncias con un par de actualizaciones en tu perfil.

De nuevo lo que hago en estas situaciones es eliminar contacto, bloquearlo y denunciarlo (spam);

  • Que te intenten ligar contigo. Sí, puede que a ti no te haya pasado, pero a muchos otros sí, hombres y mujeres. Linkedin no es ni el lugar ni la plataforma para ello. Sí, puede que el hecho de tener una cuenta en Badoo, o Tinder, o Meetic pueda poner sobre aviso a tu pareja sentimental. Claro, si te la abres en Linkedin nadie va a sospechar nada ¿verdad? Pues como dice el anuncio, el frotar se va a acabar.

Estoy cansada de, sencillamente, pasar del tema. Mirar hacia otro lado como si no hubiera pasado nada, con la esperanza de que deje de ocurrir. Es la táctica que llevo usando desde la adolescencia en todos los ámbitos. Ya tengo 42. Nada ha cambiado. Así que siguiendo ese consejo que circula por internet: si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes.

Yo he decidido colgar capturas de pantalla de las conversaciones que me lleguen de ese clase (sin decir quién es, claro), darle 24 horas al insensato para que vea qué opinan los demás y ver si le provocamos vergüenza torera entre todos para, a continuación, eliminar, bloquear y denunciar ante Linkedin;

  • Que nos envíen una oferta de trabajo estafa. Esto ya me parece de lo más cutre. Con la necesidad que hay en este momento en España ¿cómo se puede tener la mala baba de querer estafar a la gente con ese tema? Una oferta de trabajo-estafa se identifica claramente:
    • Te piden dinero para gestionar tu candidatura (en España eso es ilegal, son las empresas con vacantes las que pagan para que les envíen candidatos cualificados) Ah, no, que es para fuera de España. Bueno, pues lo primero buscar información para comprobar que eso es cierto, ponerse en contacto con la embajada del país, hacer algunas pesquisas y tratar de localizar por tu cuenta (no a través de la agencia) gente que ya haya ido. En general, cualquier oferta súper buena es como para sospechar de inmediato;
    • Te dicen que te forman durante 15 días sin pagarte y que una vez que superes el proceso te contratan. Eso también es ilegal;
    • Te dicen que están empezando y que en cuanto hayan ingresos te remunerarán todo lo que te deben, que ellos también están arriesgando, que te harán un contrato al cabo de unos meses… Jamás verás el contrato;
    • Rollos piramidales. Si para ganar dinero tienes que atraer gente a tu red, es una estafa piramidal que acabará petando más pronto o más tarde. Esta chica lo explica muy bienpero si buscas en internet obtendrás muchísimos ejemplos y explicaciones;

¿Pero si ya es contacto? En ese caso y si no nos interesan sus publicaciones, eliminar contacto. Así dejaremos de ver sus actualizaciones sin embargo permitiremos (si nuestro perfil es público) que siga leyendo las nuestras. Sólo se percatará de que le hemos eliminado el día que quiera enviarnos un mensaje.

Si además no queremos que nos contacte más, podemos bloquearlo.

Si encima nos intentó tangar con una oferta laboral que no era oferta, o se pasó de simpático, podemos (y debemos) reportarlo a Linkedin. Cuando un usuario recibe varias reportes, la propia red lo echa fuera. Nunca sabrá quién fue. La única certeza que podrá tener es que habrán sido más de dos y de tres usuarios los que le han reportado.

¿Debemos convertirnos en policías de Linkedin?

No, en absoluto. Se trata de que hagamos uso de las herramientas que la propia plataforma pone en nuestras manos para que podamos evitar las situaciones de abuso pero sobre todo, para tener un mayor control sobre la calidad de lo que vemos en nuestro timeline. No es cuestión de andar denunciando las cuentas a diestro y siniestro. La mayoría de los casos se solucionan simplemente con eliminar contacto. Lo de bloquear y denunciar es para las cosas que realmente no se deben hacer en la plataforma y que Linkedin deja muy claras en sus condiciones de uso (puedes ir directamente al punto 8).

En fin, que espero que con estos consejos tu timeline vaya recuperando la calidad que empezabas a echar de menos. Llevo un par de meses haciéndolo así como te cuento y, la verdad, ahora sí que siento que estoy en Linkedin y no en Facebook. También puede ser que no estés de acuerdo con lo que he escrito. Que tu perfil es tuyo y haces de él un sayo. Perfecto. Con no ser contactos allí, estaremos en paz 😉

 

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This

Post a comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>