Cómo hacer una página o grupo en Linkedin

Como Community Manager este mes me han preguntado varias veces cómo se hace una página o se crea un grupo en Linkedin . También qué diferencias había entre parfil, grupo y página y por qué se recomendaba una frente a otras. He pensado dejaros aquí las principales diferencias y cómo se hace. Veréis que es muy sencillo.

Lo primero es dejar claro por qué un grupo o página en lugar de perfil de empresa. La respuesta es sencilla. Al igual que en Facebook, así lo estipulan las condiciones que aceptas cuando te das de alta (y que nadie lee, por supuesto) No tiene ningún sentido tener un perfil de empresa en una red de networking. El networking lo realizan los empleados buscando sinergias, contactos, cerrando proyectos, etc. Una empresa en esta red no hace networking. Lo que hace es tener presencia, mostrar sus proyectos, puede que incluso solventar ciertas dudas tanto a clientes como a prospectos, iniciar debates entorno a un tema, etc. Lo que no debería hacer es spam (entendido como inundar su timeline de mensajes publicitarios o promocionales, o enviando correos masivos con copia a 40 contactos sin que estos hayan demandado esa información).

Aclarado lo anterior, vamos a ver qué diferencias hay entre grupo y página. Principalmente la forma de crearlo. Para crear una página hace falta un correo corporativo, para el grupo no es preciso. Esto no significa que, teniendo un perfil personal en Linkedin tenga que abrirme otro con el correo de la empresa. Es sólo un requisito que nos pedirán.

En el vídeo que he realizado vamos a proceder con la creación de un grupo y de una página de empresa partiendo desde la página de inicio de nuestro perfil personal.

Es tan sencillo como ir cubriendo la información que te piden. En el caso de que se cree una página, recibiréis en vuestro correo corporativo un enlace para validar la página. Es algo muy rutinario. Si lo que creáis es un grupo, acordaros de entrar en la sección de gestión para completar la información, mandar invitaciones y poner las reglas del grupo. Esto, que parece una tontería, es muy importante. Si no decís de antemano cuáles son las reglas a seguir, qué pueden publicar y qué no, os arriesgáis a que se salga de madre y luego no os veáis respaldados para borrar publicaciones. Si todo queda dicho de antemano, nadie podrá echaros en cara que borréis lo que consideréis inoportuno, siempre y cuando contravenga esas normas y antes hayáis avisado a esa persona de que vais a actuar en consecuencia.

Otra cosa importante es el tamaño de la foto y la imagen de cabecera. Aseguraros de que cumple con las medidas adecuadas. Si necesitáis hacer retoques del logo podéis usar Canva. En ese artículo dejé un vídeo sobre cómo se usa esa herramienta de edición de imágenes (me tiene enamorada).

Como podéis observar, hay importantes diferencias entre un perfil de empresa y un grupo o página de empresa. De estas últimas se obtiene información muy interesante de la gente que interactúa. También se obtiene del perfil pero no es lo mismo, ya que la información estadística de los perfiles va sujeta a si se trata de una cuenta Premium o si es de las gratuitas.

Entre un grupo y una página también hay diferencias a tener en cuenta. En un grupo se pueden organizar debates, colgar promociones e incluso ofertas de trabajo. Una página es más como la sección de noticias del sitio web de la empresa, pero dentro de Linkedin. Mientras que las personas que nos siguen recibirán las actualizaciones que hagamos en nuestra página de Linkedin, en la sección de noticias de la web corporativa no tendrán notificación salvo que entren en ella cada día (cosa la cual no ocurre, o no suele ocurrir). En ese sentido habrá que valorar qué enfoque vamos a darle a nuestra presencia corporativa. Tener un grupo no impide tener una página. Se pueden tener ambas: la página para temas más corporativos y el grupo como soporte para clientes y prospectos por ejemplo. Las combinaciones son múltiples.

Cómo conseguir que la gente se una o te siga en tu grupo o página es sencillo: compartiendo contenido de valor y referenciándote como una autoridad en la materia a base de compartir ese contenido propio con valor y de resolver dudas. Mi técnica consiste en invitar una vez al mes a contactos que considero podrían interesarles mis servicios. Como tengo por sana costumbre agradecer las invitaciones que recibo, aprovecho para informarles de que tengo grupo y les dejo el enlace. Ellos son libres de seguirlo o no. Entiendo que antes de seguirlo leerán y valorarán qué les puedo aportar (desde aquí aprovecho para agradecer a mis suscriptores que estén siguiendo el grupo)

Con las páginas se puede directamente promocionar (pagando como en Facebook) o usar la táctica anterior pero ojo, nada de correos masivos. Hay que cribar muy bien nuestros contactos y ver realmente a quién le podría resultar de interés seguir a nuestra empresa. Los propios trabajadores son los que deberían empezar siguiéndola para después invitar o recomendarla a sus contactos. Sin embargo no es condición imprescindible, aunque el crecimiento será más lento pero tampoco es algo que resulte grave. También es muy importante dar a conocer a través de otros medios que tenemos página (o grupo) por ejemplo mediante un boletín de noticias, publicaciones en Twitter, en Google+, etc…

Y así es como se crea un grupo y/o una página. Como veis, sencillo y para toda la familia. Espero que os resulte de utilidad. Si quedaron dudas, las podéis dejar a continuación.

Suscríbete al blog

* indicates required



Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This

Post a comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>