Cómo organizarte para publicar en Redes Sociales (I)

Redes Sociales: primeros pasos para organizarte antes de ponerte a publicar

Redes Sociales y organización van de la mano. Con una buena planificación y autodisciplina es fácil conseguir tus objetivos. Todo es cuestión de organizarse.

Redes Sociales infografía resumen sobre cómo organizarte para publicar en ellasA menudo me echan en cara que estoy todo el día en Redes Sociales y lo cierto es que se equivocan. Procuro dedicar como mucho 2 horas diarias (y las reparto además en periodos de 15 minutos) aunque a mis clientes les organizo unas planillas para que su tiempo en ellas sea como mucho de 40 minutos (con la práctica que da el tiempo y la constancia ¿eh?). ¿Cómo lo consigo?

Foco

A lo largo del día nos despistamos con muchas tonterías. Hay que identificarlas y mantenerlas a raya. Hemos de pensar qué queremos resultados queremos obtener y pensar qué acciones offline y online nos permitirán llegar a esos objetivos.

Seleccionar las redes

Depende mucho de cada profesional. Siempre recomiendo lo mismo: un blog y dos redes donde se mueva tu cliente potencial. ¿Por qué dos y no más? Porque una persona ajena al mundillo puede gestionar sin llegar a agobiarse hasta dos perfiles. Así que si estás empezando en esto o lo ves como una obligación, lo mejor es que empieces con poca cantidad. Si no sabes qué elegir, te doy unas sugerencias (que en ningún caso deben tomarse al pie de la letra, cada caso particular hay que estudiarlo por separado)

  • Estoy buscando trabajo. Crea un blog donde hables de lo que sabes hacer. Da igual el sector, como profesional seguro que tienes experiencia y puedes aportar tu propio conocimiento. De esta manera demuestras a quien te lee (posible reclutador) que dominas lo que dices que sabes hacer. ¿Eres dependiente en tienda de moda? Habla de tendencias y cómo combinarlas. ¿Eres administrativo? Habla de sistemas para mejorar la productividad en ese departamento, de cambios de legislación, etc. Relfexiona de qué manera podrías mostrar tu valor añadido a un posible reclutador. Luego selecciona dos redes para complementar
    • Página en Facebook. Si tu trabajo está más orientado hacia la venta directa como puede ser el vender en una tienda, trabajar en un restaurante, vender alimentación o el entrenamiento físico, mi recomendación es que te decantes por una página. Con ella podrás ir creando una comunidad que en una entrevista de trabajo puedes poner a disposición de la empresa. Así cuando te pregunten “¿qué puedes aportar a nuestra empresa?” podrás demostrar que tienes un buen número de seguidores que te aprecian y valoran tus opiniones. Además este tipo de empresas suelen estar en Facebook y no tanto en Linkedin. Podrás empezar a interaccionar con ellas allí y darte a conocer. Así cuando vayas a la entrevista la relación será más distendida
    • Si tu trabajo tiene más que ver de puertas para adentro o las empresas en las que quieres trabajar están aquí, no sólo debes tener perfil en esta red, sino que debes relacionarte. Pasa menos tiempo en Facebook e inviértelo en esta red. Te garantizo que funciona
    • Si tu trabajo tiene un aspecto visual muy importante como la restauración, los viajes, el entrenamiento, la moda o quieres trabajar tu marca personal, esta red es para ti
    • Si tu trabajo tiene que ver con el diseño, la decoración, la cocina, el trabajo con niños, esta red te permitirá no sólo mostrar lo que haces sino aquello que te gusta
    • Esta red es para difundir tu mensaje (blog), para relacionarte con personas afines a tus intereses, relacionarte con gente influyente de tu sector y con responsables de las empresas en las que querrías trabajar
  • Tengo un negocio. De nuevo, imprescindible que tengas un blog. Sí, está muy bien que tengas una web pero asegúrate de tener un blog porque:
    • Te llevará tráfico a tu web. No sólo es subir contenido nuevo cada semana, sino difundirlo por las redes que hayas seleccionado
    • Te ayudará a posicionar. Los buscadores muestran antes aquellas webs que tienen contenido nuevo que aquellas que se pasan semaaaanas sin hacer cambios. Por supuesto tendrás que dedicarle tiempo (para pensar y para escribir)

Y una vez más tendrás que elegir dos plataformas donde sepas que se mueven tus posibles clientes

  • Página de Facebook. Si tu cliente pasa tiempo en esta red deberías publicar contenido que le resuelva problemas, que sea interesante, que le muestre cómo trabajáis y muy en último lugar mensajes promocionales que programarás con Facebook Ads para asegurarte de que le llega al público que te interesa
  • Linkedin. Esta red es para ti si tu negocio consiste en trabajar con otras empresas. Identifica a los gerentes o responsables de departamento de las empresas con las que quieres trabajar. Contáctalos, relaciónate con ellos. Busca grupos donde puedan estar participando tu cliente potencial y participa en ellos. Muéstrate activo, ayuda a la gente cuando lo necesite. La venta llegará con el tiempo, una vez que te hayas ganado su confianza
  • Instagram. Si tu negocio tiene un fuerte componente visual esta es la mejor plataforma para mostrarlo. También es un buen lugar donde dar a conocer los entresijos de la empresa, hacer branding, dar a conocer los valores y filosofía empresarial…
  • Pinterest. Imprescindible si tienes una tienda online. Y si es física también. El objetivo de esta red es que los usuarios guardan cosas que les servirán de inspiración para más tarde, así que crea tus contenidos pensando en que deben de ser útiles, deben resolver problemas de forma rápida y sencilla
  • Twitter. En esta red difundirás también el contenido de tu blog. Si eres una empresa podrás encontrar futuros clientes que puedan necesitar lo que ofreces. También deberás relacionarte con otros miembros del sector (¡¿con la competencia?!… sí, también con gente de la competencia, igual que harías en un congreso) y buscar a gente influyente para tus posibles clientes. ¿Por qué? Relacionarte con ellos (sin venderles nada) te dará visibilidad ante sus seguidores (que tú ya has identificado como potenciales clientes). Si te relacionas de forma sincera, natural, ayudando a la gente a resolver pequeños problemas (que tengan que ver con tu sector o no) te ganarás su confianza y la próxima vez que necesiten lo que tú vendes, tu nombre surgirá de forma espontánea en sus mentes.

¿Por qué insisto en sólo dos redes sociales y un blog? Como ya te he contado antes, está demostrado que una persona que no se dedique a mi gremio (marketing online, social media y demás temas afines) gestiona sin problemas hasta dos perfiles. A partir de ahí, se irá sintiendo cada vez más presionado y agobiado. Además, llevar un blog precisa dedicación (un par de horas a la semana). Para alguien ajeno a este mundillo, puede ser mucho trabajo que además no controla bien. Eso puede pasar factura y acabar haciendo fracasar las mejores intenciones. Yo no quiero que te ocurra. Empieza poquito a poco y ya irás viendo con el tiempo si quieres añadir más cosas. No corras. Piano, piano si arriva lontano.

La semana que viene seguimos con la segunda parte. Estos días dale vueltas al tema y déjame por aquí las preguntas que te surjan para irlas contestando ¿sí?

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This

Post a comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>