Y van ya 4 años

celebrando 4 años

Supongo serán las hormonas de la maternidad o qué se yo pero me encuentro sustancialmente más ñoña que de costumbre…

Septiembre es y será para mi el mes de vuelta a empezar. Cuando estudiaba empezaba el curso. Cuando trabajaba era momento de mirar los objetivos y apretar las tuercas para el recorrido final. Honestamente, lo que no hayas hecho ya no saldrá a tiempo para el 31 de diciembre. Es mi experiencia. Pero vamos, que no quiero sentar cátedra. Cada maestrillo tiene su librillo.

En la carrera me explicaron que el 80% de los negocios no sobrevivían a los 4 primeros años. Así que permíteme que me sienta orgullosa de lo conseguido. Aquí sigo a pesar de algunos cenizos que aseguraban que me la pegaría. Qué cosas.

 

 

El camino ha sido de todo: difícil, entretenido, agotador, desternillante (sobre todo la parte que tiene que ver con Hacienda y la Seguridad Social), enriquecedor, desafiante, destructivo, constructivo, pleno… ¿Lo volvería a transitar? Desde luego, pero con la lección aprendida.

Cosas que aprendí al emprender

 

¿Por qué lo llaman emprendimiento cuando quieren decir autoempleo?

Fue el primer batacazo que me di. Dejarme llevar por la burbuja del emprendimiento, por empresarios de la antigua escuela metidos a mentores de nuevos empresarios en un entorno en el que la vieja forma de hacer las cosas ya no es eficiente.

Mi caso era un ejemplo típico de mujer cerca de los 40 buscando trabajo activamente desde hacía 2 años y que decide ponerse por su cuenta para seguir trabajando porque:

  • ¡Disfruto trabajando!;
  • Hay que pagar facturas;

Fue un desastre. El autoempleo es correr tú con los gastos. Es trabajar por proyectos. Emprender es montar un negocio en el que con el tiempo contratarás a otras personas. Llámame tiquismiquis, pero yo veo una diferencia abismal.

Antes de rendirte muévete de la baldosa

Yo jugué varios años a billar. El de los agujeros. Parece un juego sencillo. Solo hay que meter bolas. Pero para meter bolas hay que dejarse la blanca en un lugar adecuado para que el siguiente golpe te lleve a la otra bola, y la otra, y la otra… así hasta 8 veces. Así se ganan las partidas. Este planteamiento se puede extrapolar a la empresa y a la vida. ¿No sale? Míralo desde otras perspectivas. Muévete de la baldosa. Observa todas las posibilidades. Evalúalas. Adáptate. Si ni aún así funciona entonces pues nada, será que no es. Yo solo abandonaría si después de muchos intentos haciendo cosas diferentes no funcionase. Y eso que me llevo aprendido para la próxima.

Invierte en lo esencial

No te hace falta todo de golpe para empezar pero los imprescindibles que yo recomiendo de mayor a menor:

  • Plan estratégico. Si no te pones retos y fechas, no avanzas. Así de crudo. Te pasarás en la casilla de salida años;
  • Plan de marketing. Si tienes un plan estratégico ya puedes pensar qué cosas vas a hacer para cumplir con esos retos y fechas. ESO es Marketing. Conseguir que la gente haga lo que necesitas que hagan y NO, no solo quieres que te compren;
  • Un correo corporativo. Este es un error que yo cometí durante años y sin duda no lo volvería a hacer. Es imagen. Transmite seriedad. Que luego seas serio es tu responsabilidad;
  • Un lugar en internet. Una plantilla. Quién soy, qué hago, blog y contacto. Punto. No necesitas más. Ya la irás poniendo bonita con el tiempo;
  • Fotos profesionales. Vístete como irías a una entrevista de trabajo. Usa una buena cámara si no puedes contratar a un profesional. Echa un vistazo a fotos de la competencia. ¿Qué te gusta?¿Qué te horroriza? Coge ideas;

 

 

Te encuentran en internet pero los proyectos los cierras en persona

Esto es algo que para los que como yo crecimos y trabajamos en una época donde no había internet ni móviles en el trabajo nos favorece. No nos obcecamos con lo digital. No nos obsesionamos con los me gusta y los seguidores. Es importante tener una cuidada presencia online pero aún más importante es que en las distancias cortas ese discurso que hemos construido se mantenga en pie. Así que no te las des de lo que no eres. Se honesto. Se transparente.

 

Relaciónate

Que los networkings se hacen ya pesados. Que los afterworks son una tontería. Que si es una pérdida de tiempo…

A ver. Si vas con los deberes hechos desde luego no lo es:

  • Discurso, 1 minuto. Qué haces, cómo lo haces, por qué lo haces y para qué lo haces. Y no. La respuesta no es “para ganar dinero”. Si vendes seguros en lugar de asesoría en calidad será por algo ¿no?;
  • Libreta para tomar notas. ¿Qué hacen los demás?¿Qué necesitan?;
  • Mandarles tan pronto te surja algún contacto que pueda necesitar sus servicios;
  • Mantener el contacto;

¡Ah!¿Que no lo hacías así…? Ibas, tomabas un café, soltabas tu folleto y esperabas que te llamasen… Claaaaro…

Rodéate de gente que sume

Esto de trabajar por tu cuenta es muy duro. Te da muchas alegrías pero es un camino solitario y árido. Lo último que necesitas es tener gente a tu alrededor que no valora ni entiende tu esfuerzo. Llegados a este punto, permíteme que haga una mención especial a mi pareja sin el cual nada de todo esto estaría ocurriendo.

Como iba diciendo, rodéate de gente que te ayude. Mucho mejor si han caminado antes tu senda. Sabrán qué decirte cuando te vean bajo de ánimos. Hasta evitarán que caigas en los mismos errores que cometieron.

Al resto de mortales dales puerta. O usa el método Homer Simpson.

 

 

Cómo celebrarlo esta vez…

libritos sorteoNormalmente intento hacer algo especial para estas fechas. Una de las cosas a las que me he aficionado ha sido a pintar mandalas. Es una actividad que comparto con mi hija mayor. Lo cierto es que no son mandalas. Nos ponemos a pintar y ya, pero el concepto es el mismo: pintas, desconectas, te relajas y (en mi caso) comparto un rato tranquilo y divertido con mi niña…

Esta vez quiero compartir algo que a mi me funciona, que es fácil de hacer y que sé que gustará. Voy a sortear los libritos que ves en la foto. Entre los que me leen y los que normalmente interaccionan conmigo. Que os tengo “calaos”. Los que comentéis en este post también participaréis. Así que nada. Que la estadística reparta suerte.

El jueves 5 de octubre daré el ganador o ganadora a través de mis redes y realizando una actualización en este post. Por cuestiones de logística solo pueden participar personas que residan en España (eso incluye Ses Illes, Canarias, Ceuta y Melilla). Si por lo que fuera no pudiera localizar a la persona en 48 horas, entonces procedería a la siguiente en la lista.

En fin, que la estadística se encargue de todo…

And the winner is…

Laura MonFer quien está detrás de Redhead Sense. Enhorabuena y quedo a la espera de que te pongas en contacto conmigo. 

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This

1 Comments

  1. Lupe Rodriguez

    Muy buenos consejos, real como la vida misma . Enhorabuena x esos 4 años .

Post a comment

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>