Twitter no está muerto, es que no sabes usarlo

Twitter no está muerto, es que no sabes usarlo

Que Twitter está muriendo es un artículo recurrente desde, al menos que yo sepa, 2010 (fecha en la que empecé a formarme en esto del Social Media). Mi opinión es que no es Twitter quien tiene un problema, sino los millones de personas que no saben usarlo.

Vaya por delante que considero que los esfuerzos baldíos por monetizar Twitter no son una buena noticia. Aún así no creo que ese sea el motivo por el que hayan tantos millones de cuentas de usuarios que una vez que entraron acabaron abandonándolo.

Mis conversaciones entorno a Twitter suenan tal que así:

  • “pues yo entré pero no entendí cómo se usaba y acabé por dejarlo”
  • “yo me abrí cuenta pero vi tanto fantasma que me largué”
  • “yo lo uso para leer noticias pero no publico nada”

Luego estamos los frikis de esta red. Nos encanta Twitter y no podemos vivir sin entrar varias veces al día. Cuando nos encontramos en el mundo offline enseguida nos damos nuestros usuarios y nos seguimos mutuamente para no perder el contacto. A veces nos sentimos como unicornios rosas. Y es que somos pocos, creo que cada vez menos, los que exprimimos a tope las posibilidades de esta red social.

Hoy adjunto una infografía con algunos datos sacados de Direct Marketing Ramblings (el sitio con el que habitualmente me mantengo al día en cuanto a evolución del sector). Parece que hay más de 1300 millones de cuentas registradas (ni yo puedo creérmelo y encima dicen que apenas 20 millones de cuentas son fakes… o se han dejado un cero o mienten más que respiran). De esos 1300 millones, 320 millones son activos. Esto es lo que dice este estudio. Comparados con Facebook, me parecen unos datos (en cuanto a usuarios activos) bastante creíbles. Los 1300 millones no tanto.

Datos demográficos sobre Twitter

Estos datos me han hecho pensar una vez más en lo que yo considero que es la razón por la que tantos usuarios abandonan Twitter. La mayoría cometen el fallo de comportarse como en Facebook. Lo normal es que vengan de tener un perfil allí (probablemente por compromiso, porque toda la familia lo tiene y ahí es donde se comparten las fotos de las reuniones familiares). Cuando se lo abren en Twitter actúan igual y no es lo mismo. Ni se publica lo mismo, ni se comunica igual, ni al mismo ritmo, ni con la misma privacidad. Además se tiende a pensar que debes actuar como lo hacen los famosos: grave error. Los famosos publican lo que publican porque se deben a sus seguidores, que son unos mitómanos. La gente anónima no necesita hacer lo mismo. No necesitas tener miles de seguidores para tuitear. Sólo ganas de hacerlo. Nada más.

Hoy quiero darte una serie de sencillos pasos para que tu estreno en Twitter (o tu regreso a él) sea un gustazo:

    • Antes de darte de alta analiza tus gustos e intereses. ¿Hay algún escritor, periodista, investigador, qué te encante?¿Alguna publicación concreta? Búscalos y apúntatelos
    • En la biografía tienes 160 caracteres para describirte. Piensa en lo fundamental. ¿Por qué es bueno que pongas algo que te defina? Pues para que personas similares a ti te encuentren
    • Pon foto. No te rayes mucho con este tema pero no dejes el huevo que viene por defecto. Sirve cualquier foto, pero lo fundamental es que se te vea la cara. Piensa que cuando vas por la calle tampoco vas disfrazado ¿verdad? Pues en las redes sociales aplica lo mismo. ¿Te relacionarías con alguien que en la calle te hablase desde detrás de una careta? Pues a eso me refiero
    • ¿Recuerdas las listas de intereses que te dije que hicieras antes de darte de alta? Bien, pues ahora las tienes que crear en Twitter. ¿Y cómo se crean las listas de Twitter? Dale al play (el vídeo dura unos 6 minutos)

  • ¿Tienes que seguir a todo el mundo? No. Sigue a quien te interese. Piensa que al seguirlo te aparecerán sus actualizaciones en tu timeline. Antes de “devolver el follow” echa un vistazo a su perfil ¿Qué publica?¿Te gusta lo que publica?¿Puede ser interesante seguirle?¿Es preferible tenerle en una lista?

Yo he decidido que sólo voy a seguir a aquellas personas a las que conozca personalmente o que ya conozca desde hace años de modo online. El resto va a ir a su correspondiente lista. Y no pasa nada. El cielo no se ha caído sobre mi cabeza y nadie me tacha de maleducada. Es pura economía del tiempo y el espacio (valoro mucho el contenido de mi timeline)

  • Organiza tu tiempo en Twitter. Esto está muy relacionado con el tema de los gustos e intereses. Yo estoy para mantenerme informada sobre mis frikadas de cine y tecnología, la evolución de mi sector profesional, las estrategias que sigue mi competencia, las cosas que hacen mis clientes y los que yo considero que podrían llegar a ser mis clientes, y para difundir mis propios contenidos. Yo entro varias veces al día. Cada vez que entro dedico el tiempo a una cosa distinta. Unos 15 o 20 minutos cada vez. Unas 2 o 3 veces al día. A veces alguna más si la cola del súper es muy larga o alguien me hace esperar
  • Si algo te parece interesante, retuitea explicando por qué es interesante. Si algo te gustó, dale un corazoncito. Si algo te provocó un comentario, tuitéaselo al autor del tuit. No pasa nada. Nadie te va a crucificar por ello. Lo bueno de Twitter es que estamos todos para construir, para aprender los unos de los otros. Nadie te va a juzgar. Las polémicas que a veces se ven en la tele suelen provocarlas las personas que no conocen cómo funciona, no ya Twitter, sino el mundo 2.0. Así que relájate y disfruta

Hasta ahora los pasos han sido muy distintos de Facebook. Mientras que este podría definirse como el salón de tu casa (o la República Independiente de tu Casa), Twitter es público. Es como estar en un gran parque de atracciones, con secciones para todos los gustos. Te vas a mover de forma pública (salvo que pongas tu perfil privado, pero vamos, no te lo recomiendo salvo por temas muy, muy, muy concretos).

Al igual que cuando vas por la calle, en Twitter no vas diciendo a cada momento lo que estás haciendo.  Te paras a ver escaparates o actuaciones en directo (el equivalente en Twitter sería leer lo que publican los usuarios) y comentas qué te ha parecido en voz alta. ¿Te ha gustado? Pues retuit recomendando el contenido y/ o tuit al autor agradeciéndole el contenido o dándole un punto de vista nuevo.

Si alguien en la calle te para preguntarte algo, por cortesía le escucharás y si puedes le ayudarás. Pues en Twitter igual. Si ves que alguien pregunta algo y sabes la respuesta o sabes quién la tiene, se lo indicas contestando a su tuit. Y si no lo sabes, sencillamente retuiteas para que acabe llegando a la persona que sí tiene la respuesta.

Y una última recomendación. Si ves que tu timeline se sigue llenando de cosas que no te aportan valor, sencillamente, deja de seguir a las personas que comparten ese contenido. No te pasará nada. Es más, ganarás en interés al ver cómo tu timeline te va ofreciendo cosas más en línea con tus gustos.

Espero que estos pequeños tips te ayuden en esta nueva oportunidad que le vas a dar a Twitter. Y si tampoco funciona, pues nada. Pero al menos lo intentaste de forma correcta.

 

Licencia Creative Commons
Mapinews por Mapi Baez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en https://mapibaez.com/aviso-legal/.

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This