Afilando tu cuenta tuitera

afilando tu cuenta tuitera

Lista de los pasos básicos para empezar en TwitterA menudo la excusa para no usar Twitter es que no le han sabido ver su utilidad.  No les culpo: esta red social tiene su “aquel”. No podemos llegar a ella con los mismos ojos que usamos para Facebook. Hay que cambiar el chip.

A nuestra cuenta tuitera podemos darle básicamente dos enfoques: personal o profesional. También podemos crear una cuenta corporativa. En cualquier caso hay pasos básicos para empezar en Twitter que son comunes a todos los casos y fundamentales para un perfecto funcionamiento.

Así que como estamos de veranito y tenemos un poquito más de tiempo libre, voy a darte una lista con los pasos básicos para empezar en Twitter. Dale un repaso a tu cuenta y una nueva oportunidad para dejar que te conquiste. Créeme: Twitter se convertirá en tu nueva fuente de información/inspiración:

Pasos básicos para empezar en Twitter

  • ¡Ese huevo! Ya estás cambiando esa foto de perfil. Pon lo que te dé la gana pero quita el huevo ya. No hay cosa que huela más a rancio que un huevo por foto de perfil. A la gente le gusta saber con quién habla. ¿Te gusta hablar con huevos?… Pues eso.
  • Foto de portada. Si eres empresa procura que guarde relación con el diseño de tu sitio web, con tus colores corporativos y con el mensaje que quieras transmitir. Si es una cuenta profesional, aplica lo de antes. Si es una cuenta personal, pon lo que más te guste. Yo siempre digo que la portada es una forma de ampliar la información que Twitter nos permite poner en la biografía. Ahí tenemos 160 caracteres de máximo. En la portada el único límite es el tamaño. Es el momento de demostrar que una imagen vale más que mil palabras. Úsala para decir más sobre ti, tu empresa o tu profesión. Sé creativo.
  • Información. Ponlo todo. Website, enlace a tu perfil de Linkedin, a tu blog… donde sea, pero que la gente pueda localizarte y contactarte si fuera preciso.
  • Antes de escribir… ¡escucha! No te pongas a tuitear si no lo tienes claro. Busca conversaciones (se suelen agrupar bajo los hashtags). Lee lo que escriben otros, si tienes respuestas, compártelas. Si crees que puedes ayudar, ayuda. Twitter va de eso: de construir, de ayudar, de conectar gente que pregunta con gente que tiene las respuestas. Ahí está el valor de Twitter. ¿ves cómo es de diferente a Facebook?
  • Más pasos básicos para empezar en Twitter con buen pie: no hagas spam, actúa como lo harías en un tu vida offline

    No hagas spam, actúa como lo harías en un tu vida offline

    No hagas spam. De la misma manera que no sales a la calle y paras a cada persona con la que te cruzas para que vaya a comer al bar de tu amigo o para que te compre a ti el seguro del coche sin saber si esa persona tiene al menos coche, no procedas así en Twitter. Es un gran error. Construye tu fama hablando con los demás. No hables de trabajo salvo que te pregunten directamente. Lo demás llega con la confianza. Y la confianza necesita mucho tiempo para florecer. Mucho. No hay atajos.

  • Usa Twitter Analytics. Es la mejor manera de saber qué le interesa a tus seguidores. Y te va a sorprender. En cuanto lo veas comprenderás por qué nadie te hacía caso. “Ah, …pero es que yo no vendo nada de eso”. Lee el punto anterior. Para que te compren lo que sea, debes ganarte la confianza. Sin ella, la gente no moverá un dedo por ti. Es así. Punto.
  • Elabora buenos contenidos. Ahora que ya sabes qué le gusta a tus seguidores, sólo tienes que compartir con ellos cosas en torno a esos temas y ver de qué manera puedes enfocar tus contenidos propios hacia esos intereses. Ayúdate de herramientas: Feedly para leer en un solo sitio todos los blogs y publicaciones digitales que sigues, Hootsuite para programar tus publicaciones, Canva para editar rápido imágenes y enriquecerlas, Pixabay como banco de imágenes Creative Commons…
  • Encuentra el ritmo. No tienes tiempo porque no te planificas. No has empezado con un ritmo que te resulte cómodo y te has agobiado. Se hace justo al revés. Empiezas con un ritmo lento y luego te enganchas por una temporada más o menos larga, para luego bajar a una intensidad que seguirá siendo superior al ritmo con el que empezaste. Ese será tu ritmo de publicación. Crea una planilla en Excel muy sencillita a una semana vista con lo que vas a publicar y a hacer en Twitter: difundir mi artículo, consultar tales listas (¿listas?¿hay listas en Twitter? Sí. Hay listas en Twitter), interactuar con tales perfiles, observar a tal competencia… Repártelo por la semana y cíñete a él. Ah, por cierto, en cuanto a qué hora elegir para publicar en Twitter, tal vez te sorprenda saber lo que dice Buffer al respecto. ¿No sabes cómo crear listas? Te lo explico en pocos minutos:

 

  • No seas sieso. Si te hablan, contesta. No seas borde. Si no estáis de acuerdo, escucha. Trata de ponerte en su punto de vista. No ataques sin razón. Ni aún teniéndola. Tampoco insultes, amenaces, acoses… Si lo hacen contigo, denuncia el perfil a Twitter y si procede, a la Policía. Por cierto, en Twitter puedes bloquear a quien precises. No, no le llegará ninguna notificación. Pero cuando entre a ver tu perfil se dará cuenta. Algún día iba a enterarse ¿no?
  • De todos los pasos básico para empezar en Twitter este es el más importante: sé tú mismo ¿Cuántas veces no te lo ha dicho tu abuela? r

    En Twitter, como en las demás redes sociales, triunfa lo auténtico. No tengas miedo de mostrar tu lado más humano.

    Hazle caso a tu abuela: sé tú mismo. No finjas en Twitter. De hecho, no finjas en general en las redes sociales. Se nota. Mucho. Lo que más valoran los usuarios en internet es la transparencia y autenticidad. El criterio propio. Las ideas bien argumentadas. El respeto. La capacidad para ayudar a los demás. No quieras ser Risto Mejide.

  • Desvirtualiza a la primera ocasión. Sí, internet va de conocer personas en la red, pero también de conocerlas en la vida real. No hay nada más emocionante que poder ver en carne y hueso a ese contacto después de años de conoceros. Además, la gente se acuerda más de las personas con las que tienes una relación personal que de aquellas con las que sólo ha mantenido un par de conversaciones en las redes. Somos seres sociables, gregarios. Millones de años de evolución no los cambia ni el mayordomo del anuncio.
  • Mide, mide, mide. Si sólo se trata de una cuenta a título personal, no te obsesiones. Pero si lo que buscas es posicionarte como un profesional (tema Marca Personal), o darle visibilidad a tu empresa, mide. Pero antes, fíjate objetivos para saber qué vas a medir. No te quedes en el número de seguidores, retuits y menciones. Da un paso más allá y fíjate en datos como la tasa de conversación, de aplauso, de amplificación… No son mías, son de Avinash Kaushik, el experto de los expertos en esto de medir la eficacia de tus acciones en las redes sociales. Hazle caso al Boss.
  • Encuentra tu propio estilo. Una cosa son consejillos como los que te he puesto en esta lista y otra ponerte a calcar lo que hacen otros. ¿Recuerdas los cuadernillos Rubio?¿A que ya no haces aquella letra? No, porque hallaste tu propia forma de escribir. Pues en Twitter es lo mismo. Comienza con los pasos básicos y ya irás evolucionando. No te agobies. No trates de hacerlo todo en una semana. El Social Media es como uno de esos guisos caseros en cazuela de barro: tiempo, mimo, fuego lento y conquistar a los comensales.

Estos serían los pasos básicos para empezar en Twitter que deberías acometer lo antes posible. Sin embargo, no te alarmes, Twitter también puede hacer cosas por ti, recuerda: quid pro quo Clarice…

¿Qué te ha parecido? ¿Te animas a darle una segunda oportunidad a Twitter? Espero que sí y espero leer tu experiencia. Anímate a compartirla conmigo.

 

Mapi Báez
Enamorada de la vida y de la familia. Mallorquina de adopción, Community Manager y Consultora de Social Media especializada en micro PYMES y autónomos. Trabajando desde Coruña, make people love your brand
Share
This