Linkedin sí te va a funcionar este año

Linkedin sí te va a funcionar este año

Cómo planificarte en Linkedin para que te dé resultados de una vez. Aquí un resumen paso por paso, sin secretos reservados a unos pocos.

No hay nada gratis bajo el cielo. Ni sencillo. Todo requiere un mínimo esfuerzo. Hasta respirar. ¿Y por qué respiras? Porque si no te mueres. Así que ¿cómo planificarte en Linkedin de una vez por todas? Sigue leyendo.

Analizar

Un análisis completo y sincero de todo. ¿Cómo es tu perfil de Linkedin? ¿Qué se puede mejorar? ¿Descripción? ¿Fotos?¿Archivos adjuntos? ¿Descripciones de puestos de trabajo? ¿Publicaciones realizadas? ¿Cómo son tus contactos? ¿Popurrí? ¿Tienen algo en común? ¿Son activos? ¿Con cuántos te has reunido?

Ponte guantes, mascarilla y mírate a través de un microscopio. Aplica el método científico. Toma notas de todo. Piensa que estás analizando a alguien que no conoces.

Linkedin sí te va a funcionar este año infografíaSeleccionar

Deja de coleccionar contactos. Si no suman, están restando. Elimina todos los que no te aporten nada positivo o no te acerquen a tus objetivos. No debes tener miedo, eliminar contactos zombies de Linkedin es una idea “fantabulosa”.

Poner objetivos

No solo se trata de poner como objetivos enviar X invitaciones al mes, hacer X contactos a la semana, mejorar el SSI, mejorar las visitas a mi perfil… ¿Para qué nos estamos tomando tantas molestias en Linkedin? Para construir red, desde luego, pero también para cerrar ventas. Bien, pues cerrar X ventas al mes por Linkedin debería de ser un objetivo. ¿Tienes otros? ¿Que te llamen para hacer ponencias? Pues X ponencias conseguidas a través de Linkedin debería de ser otro objetivo. Y así con todo.

Ahora sí: cómo planificarte en Linkedin

¿Qué puedes hacer para conseguir esos objetivos? Por ejemplo, si uno de los objetivos es cerrar X ventas al mes, sincérate y pregúntate qué clase de servicios o productos podrías ofrecer. A veces es más factible “trocear” lo que hacemos y servirlo en plan “tapa” para que sirva de demostración. Una de las principales razones por las que no se adquiere algo es el miedo, la desconfianza. Crear un “escenario seguro” puede ser una magnífica manera de atraer clientes que después adquieran ese servicio o producto de forma “ampliada”.

Piensa en cómo generar confianza. Puedes escribir artículos en Linkedin (y en tu propio blog si lo tienes), puedes crear presentaciones que subir a Slide Share, puedes sencillamente dar tu punto de vista cuando alguien pida ayuda o referirle a otro profesional de tu confianza si es un campo que no trabajas. Sé un usuario valioso para la comunidad.

¿Cómo llegar a la gente correcta? Dedica un día al mes a hacer búsquedas y seleccionar contactos. Envía las invitaciones. Agenda reuniones o videollamadas si no puede ser en persona.

Ponlo todo por escrito. Usa un Excel, el Trello, una agenda, lo que sea, pero PONLO POR ESCRITO. Tan sencillo y tan complejo al mismo tiempo.

Ejecutar

Ahora que ya sabes cómo planificarte en Linkedin, comprométete con lo que has escrito. No intentes abarcar más de lo que puedes, sé prudente. Busca un ritmo que te vaya bien. Poco a poco vete asumiendo más tareas pero nunca antes de haber consolidado la rutina anterior. Es más eficiente poco, bien y con disciplina que mucho, de cualquier manera y cuando me venga bien.

Control

Bloquea una hora cada 15 días para comprobar cómo va el trabajo. ¿Abarcaste más de lo que creías? ¿Las acciones que planificaste no están funcionando como esperabas? ¿Se puede mejorar algo? ¿Quieres añadir alguna cosa? Toma decisiones rápidas. Haz cambios pequeños. Ajusta tu dirección.

Conclusiones

¿Llegaste a objetivos? ¿Qué problemas encontraste? ¿Cómo fue la respuesta? ¿Qué sorpresas te has llevado? ¿Vas a hacer cambios? ¿Qué puedes mejorar? No te engañes. La sinceridad, por muy dura que sea, es la mejor estrategia.

Propósito de enmienda

Con todo lo que ya sabes, pon por escrito tus conclusiones y nuevos compromisos. De nuevo la disciplina y el compromiso con tus objetivos serán tus mejores aliados.

Repetir

Mes nuevo. Empiezas de cero pero con más conocimientos. Aprovéchalos. Ejecuta. Trabaja. Lleva un control. Recuerda que las alternativas son:

  • Pillar el teléfono, hacer cien llamadas cada día, escuchar noventa noes, conseguir diez citas y con suerte y oficio cerrar dos ventas después de varias reuniones.
  • Patear el polígono a puerta fría, dejar tu tarjeta, llamar una docena de veces a cada empresa durante toda la semana, conseguir las diez citas y con suerte y oficio cerrar dos ventas después de varias reuniones.

Planazo ¿verdad? Sobre todo cuando eres tú quien lo hace todo porque trabajas solo o sois un equipo muy pequeño…

Moraleja: Linkedin funciona si trabajas

Lo único que necesitas es saber cómo planificarte en Linkedin. Piensa que detrás de cada venta que llegue a través de esta red habrán meses de trabajo. La diferencia está en que aquí trabajas una vez llegando a cientos de personas (de ahí la importancia de seleccionar los contactos en lugar de coleccionarlos) mientras que de la otra manera aplicas tu método desde cero con cada nuevo contacto. Esto es agotador y muy desmotivador cuando no te gusta hacer el trabajo comercial…

No lo olvides: el trabajo que vas haciendo en red se va acumulando mientras que cada vez que coges una nueva base de datos o te presentas en un nuevo polígono, vuelves a empezar de cero otra vez.

Así que este año Linkedin sí te va a dar resultados, pero te va a costar trabajo. Menos que con otros métodos pero le vas a tener que dedicar tiempo.

Y como siempre, si necesitas una mano escríbeme a necesito@mapibaez.com

Mapi Báez
Mapi Baez y punto. Enamorada de la vida, la familia, las amistades y de la gente con mi mismo desorden mental. Community Manager estrategiando en medios sociales. Proyecto tu negocio hacia tu cliente nicho con contenidos que generen complicidad y conversación, pues es a través de la confianza con la que se consigue cerrar las ventas. Hagamos que la gente se enamore de tu marca.
Share
This